fbpx

Pocos se escapan de no haber utilizado una app en su día a día. Todo aquel que tenga un smartphone o una tablet ha descargado alguna aplicación con diferentes usos, los mismos que no solo están restringidos para estos dispositivos móviles, también contamos con apps adaptadas a los ordenadores de escritorio, sitios web móviles denominados web apps.

Pero, ¿qué son estas aplicaciones y cómo nos pueden ayudar? En este post te contamos para qué sirven y cómo identificar aquella que necesitas para tu negocio.

Apps móviles 

Cuando hablamos de app móvil, nos referimos a una aplicación informática diseñada para ser utilizada en smartphones, tablets y otro tipo de dispositivos móviles con el objetivo de ayudar al usuario a realizar determinadas tareas.

En cuanto a su desarrollo, una app móvil se debe adaptar al sistema operativo de cada dispositivo: Android, iOS, Windows Phone, etc., ya que cada uno cuenta con un lenguaje determinado y esto implica un desarrollo para cada sistema. 

Este tipo de aplicaciones, al tener que ser instaladas en un dispositivo, dependen en su mayoría de una store (Play Store o Apple Store) para ser descargadas e instalarse, aspecto que hace que ganen en visibilidad desde el punto de vista de marketing, pero también implica que ocupen espacio de almacenamiento en dicho dispositivo.

Una app nativa, como por ejemplo WhatsApp o Facebook, tiene la capacidad de adaptarse completamente a las funcionalidades del móvil, accediendo a la mayoría de características hardware de este: cámara, agenda o GPS. Y muchas pueden funcionar incluso sin conexión a internet.

Por otro lado, también existen aplicaciones móviles híbridas o multiplataformas, las mismas que permiten un desarrollo para varias plataformas a la vez y combinan aspectos de las apps nativas con las apps webs.

Web apps

Por su parte, las aplicaciones web son aquellas que se utilizan desde un navegador, ya sea desde un ordenador de mesa como de un dispositivo móvil, al igual que cualquier página web. No son nativas de un sistema en concreto y no hace falta realizar una descarga o instalación. 

Una web app utiliza lenguajes muy conocidos entre los programadores como HTML y CSS. Necesita una conexión a internet para funcionar ya que en su desarrollo solo se requiere una base de código o proyecto software. Cualquier dispositivo con acceso a internet y navegador web podrá ver el contenido de la web app a través de una URL, aspecto que la hace más económica en su desarrollo.

¿Cuál se adapta a tu negocio?

Desde el punto de vista de desarrollo, las aplicaciones móviles y las aplicaciones web cuentan con un diseño y lenguaje diferente, por lo tanto, los costes no serán los mismos. Más elevados para las apps nativas para móvil, pues necesitan dos desarrollos por separado: uno para iOS y otro para Android. Motivo que también implica mayor coste de mantenimiento. Sin embargo, como ventaja dentro de este mismo punto tenemos una mejora en rendimiento, un acceso completo al dispositivo y que pueden trabajar incluso sin conexión a internet.

Si hablamos de la frecuencia de uso, con una aplicación móvil tendremos mayor facilidad de acceso a través de un acceso directo en el escritorio de tu dispositivo o una búsqueda en una store. Hablamos de una ventaja cuando esperamos que nuestros usuarios entren en la app de manera recurrente y no sea de un solo uso, como puede suceder con una web app.

Aquí también entra en juego el acceso y la descarga, si queremos que los usuarios se descarguen nuestra app, con el correspondiente almacenamiento que implica o que naveguen por ella a través de una conexión a internet cuando lo necesiten.

En cuanto a las actualizaciones, las apps móviles necesitan de una constante actualización y mantenimiento, mientras que las web apps no las necesitan de la misma manera, o al menos el usuario no tiene que realizar ninguna acción.

A nivel general, una aplicación web utiliza menor número de recursos que las aplicaciones que hay que instalar en un dispositivo, y esto las hace menos costosas que aquellos programas que requieren de una instalación para ser utilizados.

Te ayudamos con tu proyecto

Antes de ponernos manos a la obra con cada proyecto, desde Overtek analizamos sus características para valorar la mejor opción.

Usabilidad, diseño, las especificaciones del producto o servicio, los objetivos de negocio, el target al que va dirigida, las posibles mejoras y el mantenimiento que pueden requerir, la escalabilidad… y todas las preguntas que quieras que respondamos. Desarrollamos webs y apps a medida transformando ideas en proyectos profesionales.